¿Que tan segura es tu contraseña?

¿Que tan segura es tu contraseña?

 

La principal manera de identificarnos en esta vida moderna llena de tecnología, es por medio de un usuario y contraseña, este método prácticamente es usado por todos los sitios web, sistemas de correo, intranets, etc, ahora, este método es muy simple, prácticamente el usuario solo debe de recordar su usuario y contraseña para poder accesar a la aplicación requerida.

Pero aquí no termina el asunto, el problema es que muchos de nosotros elegimos esa contraseña de manera que podamos recordarla, algunos inclusive hasta usan algo relacionado a ellos mismos, como fechas de cumpleaños, nombres de hijos, etc. sin darnos cuenta de que esto lo hace mas vulnerable, ya que en la actualidad existen robots, (spywares, troyanos) que pueden adivinar nuestra contraseña y hacer mal uso de nuestro sistema de correo, entrar y robar datos de suma importancia o hasta hacer transferencias de banco.

Y aunque la contraseña este encriptada, existen lugares en Internet que contienen un gran número de combinaciones de distintos caracteres y palabras de diccionario para varios algoritmos de encriptación. Lo que significa que si la contraseña está basada en palabras o combinaciones de caracteres comunes, como es el caso de “password”, “qwerty” y el clásico “123456″ entre otras, o no es lo suficientemente larga y compleja, es casi seguro el poder descifrarla, sin importar la encriptación usada por el servicio afectado.

Otro problema reciente, es que la mayoría de los que tenemos cuentas en distintos sitios, sistemas, etc, usamos la misma contraseña, ya que resulta mas sencillo, sin embargo, cuando de alguna manera, la seguridad de uno de estos se ve comprometida, es bastante común que puedan accesar a prácticamente todas las aplicaciones a las que tenemos acceso.

Es por eso que, es altamente recomendable cambiar las contraseñas de nuestros accesos a las aplicaciones, sistemas de correo, etc. por contraseñas seguras, aquí les damos algunos tips que se deben de tomar en cuenta a la hora de crear una contraseña.

1. No utilizar contraseñas que sean palabras (aunque sean extranjeras), o nombres (el del usuario, personajes de ficción, miembros de la familia, mascotas, marcas, ciudades, lugares, u otro relacionado).

2. No usar contraseñas completamente numéricas con algún significado (teléfono, D.N.I., fecha de nacimiento, patente del automóvil, etc.).

3. Elegir una contraseña que mezcle caracteres alfabéticos (mayúsculas y minúsculas) y numéricos.

4. Deben ser largas, de 8 caracteres o más.

5. Tener contraseñas diferentes en máquinas diferentes. Es posible usar una contraseña base y ciertas variaciones lógicas de la misma para distintas máquinas.

6. Deben ser fáciles de recordar para no verse obligado a escribirlas.
Algunos ejemplos son:

• Combinar palabras cortas con algún número o carácter de puntuación: soy2_yo3

• Usar un acrónimo de alguna frase fácil de recordar: A r io R evuelto G anancia d e P escadores -> ArRGdP

• Añadir un número al acrónimo para mayor seguridad: A9r7R5G3d1P

• Mejor incluso si la frase no es conocida: H a sta A h ora n o h e O l vidado m i C o ntraseña -> aHoelIo

• Elegir una palabra sin sentido, aunque pronunciable: taChunda72, AtajulH, Wen2Mar

• Realizar reemplazos de letras por signos o números: E n S eguridad M ás V ale P revenir q ue C urar -> 35M/Pq<

Ahora, la protección de una contraseña recae tanto en el administrador del sistema como sobre el usuario, ya que al comprometer una cuenta se puede estar comprometiendo todo el sistema. Es por eso que aquí les comentamos algunos consejos para proteger sus contraseñas.

-No permitir ninguna cuenta sin contraseña. Si se es administrador del sistema, repasar este hecho periódicamente.

-No mantener las contraseñas por defecto del sistema. Por ejemplo, cambiar las cuentas de Root, System, Test, Demo, Guest, etc.

-Nunca compartir con nadie la contraseña. Si se hace, cambiarla inmediatamente.

-No escribir la contraseña en ningún sitio. Si se escribe, no debe identificarse como tal y no debe identificarse al propietario en el mismo lugar.

-No teclear la contraseña si hay alguien mirando. Es una norma tácita de buen usuario no mirar el teclado mientras alguien teclea su contraseña.

-No enviar la contraseña por correo electrónico ni mencionarla en una conversación. Si se debe mencionar no hacerlo explícitamente diciendo: “mi clave es…”.

-No mantener una contraseña indefinidamente. Cambiarla regularmente. Disponer de una lista de contraseñas que puedan usarse cíclicamente (por lo menos 5).

Bueno, ahora que ya sabes un poco mas, ¿vas a cambiar tu contraseña?.
Saludos